La Otra Frecuencia



La Otra Frecuencia.

Por: Elena B. Arreguín Osuna


Llega el momento en el que miras a la gente de ayer, a los lugares en los que solías ser el centro de atención y en los que pasabas horas divirtiéndote con pláticas banales, botellas de alcohol y vasos malolientes con hielos derretidos adentro.


Las botanas a medio terminar, los gritos, la música a todo volumen, las conversaciones frívolas y los hombres ardientes peleando por tus encantos, mirándote con ojos que penetran la ropa y sonriéndote con el único afán de conseguir una aventura, un rato de pasión para olvidarte a la mañana siguiente.


Rememoras aquellas carcajadas juveniles y ruidosas y a tus amigas haciendo lo mismo que tú; tratando de cazar una buena presa con la que pasar el rato.


Caras conocidas, los cadeneros en la entrada del antro o bar, las tácticas de siempre de los meseros tratando de obligarte a consumir más del elixir embrutecedor y embriagador para que te olvides del conteo de copas y les des una jugosa propina.


Humo de cigarro, dientes sonrientes, movimiento, explosivo es de energía, burlas, mentiras y ego encapsulado en un lugar cerrado.


La otra frecuencia.


Volteas atrás y sonríes, vuelves a vivirlo con toda intensidad, platicas orgullosa de aquellos recuerdos pero algo sucede.


En ese momento en el que intentas revivirlo el día de hoy, encuentras que ya no eres la misma persona, que esos hombres sonrientes que te intentan seducir con sus palabras vacías te causan el mismo vacío, que embriagarte ya no es tan divertido. No encajas en la mesa, quieres irte a encerrar a tu casa y estar en paz. Observas a tus amigas entretenidas y divertidas como antaño, pero tú ya no te diviertes.


Ahora buscas a otro tipo de personas que te alimenten el alma y sales de ahí pensativa preguntándote qué te sucede.


No encuentras respuestas a tu insatisfacción y haces malabares para no caer en la monotonía.


Sin embargo, sabes en tu interior que la siguiente vez que salgas a algún lugar para divertirte, tarde o temprano regresarás sin vuelta atrás...


A la otra frecuencia.

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo